España

España

España ocupa un lugar destacado a nivel mundial, y es ahora la cuarta economía europea (asumiendo que Reino Unido finalmente abandone la UE en 2021). Con un PIB de 1.2000 millones de dólares, cuenta con 47 millones de consumidores, además de los 83 millones de turistas que visitan España (en 2019), de los cuales más de 7 millones son turistas de negocios. España tiene una ubicación privilegiada y sirve como puerta a los mercados de Latinoamérica (640 millones de habitantes) y del norte de África (especialmente Argelia y Marruecos).

España es un importante centro de conexión para las líneas aéreas que comunican América, Europa y Oriente Medio, y cuenta con dos de los aeropuertos más grandes de Europa: Madrid y Barcelona.

Debido a su posición geográfica y tradición marítima, España cuenta con una magnífica infraestructura portuaria (4 puertos españoles se sitúan entre los 25 puertos más importantes de Europa, y Valencia está en rápida expansión).

España también es líder en lo que se refiere a redes de tren de alta velocidad, así como a autopistas y autovías.

España cuenta con mercado TIC en rápida expansión, y, aún más importante, con una gran reserva de talento STEM. Algunas regiones de España dan ayudas adicionales a empresas tecnológicas (para investigación, por emplear a jóvenes, etc…).

España es uno de los países más seguros, con bajas tasas de delincuencia.

Y por último, pero no menos importante, disfruta de una estupenda calidad de vida con una atractiva oferta cultural, una gastronomía de primera, y es abierta y amable con los turistas y profesionales extranjeros.

Es uno de los 5 principales destinos para expatriados, especialmente con niños. España cuenta con un gran número de colegios internacionales y está promoviendo la expansión de las escuelas bilingües.

Hay una combinación de buenas universidades públicas y privadas (las politécnicas tienen una especial reputación en ingenierías). España alberga 3 de las mejores Escuelas de Negocio: IE, IESE y ESADE.

(Fuente ICEX España)

España, y especialmente ciudades como Barcelona, Madrid, Valencia, Málaga y Bilbao, siguen siendo zonas fantásticas y estables para inversiones inmobiliarias debido a que los precios son más bajos en comparación con otros países y ciudades, tales como Londres, París o Berlín.

Por supuesto, hay dos acontecimientos con importantes efectos en toda Europa: el Coronavirus y el Brexit. Como resultado, algunas tendencias como la revolución del teletrabajo, el boom del comercio electrónico y el miedo a viajar y a las aglomeraciones tendrán cierto impacto en el mercado inmobiliario: especialmente con respecto a las segundas residencias, hoteles y apartamentos turísticos, y presumiblemente también para el comercio y las oficinas.

No obstante, el rendimiento de las ubicaciones privilegiadas se mantendrá eminentemente estable debido a la escasez de productos de alta calidad: 3,15% comercio, 3,25% residencial, 3,25 oficinas, 4% hoteles, 4,57 logística, 5% multifamiliar (residencias de mayores y estudiantes) (información de marzo de 2020).

En otras zonas, las primeras y segundas residencias (el 50% de los compradores de la costa son extranjeros) afrontarán cierta depreciación o fluctuaciones, especialmente en zonas de costa y en las Islas.

Les damos la bienvenida.